Demanda de energia en Argentina

Expertos de Argentina y España explicaron hoy la necesidad de “búsquedas de eficiencias en la generación y uso de energía” y de “modificar la relación entre economía y energía”, para afrontar los desafíos del crecimiento a nivel mundial, en el marco del seminario con el que se celebró el “Día Nacional de la Energía” en el Centro Argentino de Ingenieros.

Desde España, a través de una teleconferencia, Jorge Arrojo de Lamo, director de Tecnología e Innovación de la multinacional Endesa, repasó los objetivos que Europa se plantea para afrontar los requerimientos económicos y energéticos.

“Estamos en una encrucijada, tanto por la suba de precios de los hidrocarburos, que por muchos años seguirán siendo la principal fuente de generación, como por la mayor sensibilidad social al cambio climático”, indicó.

De Lamo evaluó que las principales acciones que encaran los gobiernos y empresas europeas pasan por la búsqueda de eficiencias en la generación y uso de energías; el desarrollo de fuentes renovables; y por los procesos de captura y secuestro de carbono (CCS, según la sigla en inglés).

“El esfuerzo a realizar en los próximos años para atender el consumo es enorme: habría por ejemplo que multiplicar por 700 la cantidad de paneles fotovoltaicos y ocupar a tal fin 2 millones de hectáreas; instalar un millón de generadores de energía eólica; o hacer que la totalidad de los automovilistas reduzcan su consumo a la mitad”, dramatizó el ejecutivo español.

Como alternativa, De Lamo reseñó los avances tecnológicos hoy disponibles, muchos a nivel experimental, para ahorrar recursos fósiles (petróleo, gas y carbón).

Esos progresos, concluyó el experto, permiten además impulsar energías limpias (como las fuentes eólicas off shore sobre plataformas submarinas, y los desarrollos con el hidrógeno); así como capturar, transportar y almacenar carbono.

Por su parte, Sebastián Bigorrito, director del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sustentable, señaló los “desafíos que se presentan a las empresas en ese escenario”.

“Es imprescindible desenergizar la economía y conseguir que se reduzca por lo menos a la mitad la cantidad de energía consumida por cada punto de producto bruto interno”, reclamó.

En tanto, Jorge Ferioli, titular del comité argentino del World Energy Council, dijo que “de persistir este nivel de precios del petróleo, la economía mundial está a las puertas de sufrir el tercer shock energético de la historia”.

A modo de ejemplo dijo que generalizar el consumo energético por habitante que hoy tiene Polonia, requeriría duplicar la generación; y si se quiere llegar al nivel de Rusia, la oferta actual tendría que triplicarse.

A su turno, Jorge Castro, del Instituto de Planeamiento Estratégico, remarcó las “tendencias estructurales y de largo plazo” del crecimiento económico mundial. “Este rumbo, asentado en la mayor productividad de Estados Unidos y el nuevo rol de los países emergentes, con China e India a la cabeza, se mantendrá por décadas”, vaticinó.

Castro señaló que “ese crecimiento incontenible repercutirá en el calentamiento global si no se logra desacoplar la expansión económica de la demanda de energías contaminantes”.

Los comentarios están cerrados.