Eficiencia de la red eléctrica argentina

De acuerdo a un estudio elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), la infraestructura de distribución eléctrica instalada en la Argentina se encuentra entre las más eficientes de Sudamérica. Según el estudio, Argentina pierde solo un 13% de la electricidad que consume; solo Chile y Perú presentan niveles de eficiencia más elevados. El nivel de eficiencia de Chile es del 8% y el de Perú del 10%.

Los estados con peores rendimientos en el rubro son Paraguay (33%), Venezuela (22%), Uruguay (20%), Ecuador (20%), Colombia (20%) y Bolivia (14%).

Brasil por su parte no presenta datos desglosados, aunque según la Agencia Internacional de Energía (AIE), su porcentaje de pérdidas oscilaría en torno a un 18%.

A criterio de Jorge Ferioli, presidente del Comité Argentino del Congreso Mundial de la Energía (WEC, según su sigla en inglés), el buen desempeño nacional en términos de eficiencia eléctrica no constituye un dato menor. “Es vital explorar lo que todos damos por sentado y recoger aquellas situaciones que realmente suponen una mejora; un avance pequeño o grande en el manejo de lo que ya está en funcionamiento”, destacó.

A decir de Eduardo Felippo, vicepresidente de la UIP, los altos índices de pérdida que se verifican en las redes relevadas demuestran la ineficiente infraestructura que posee el sector energético a escala regional. “Ante este escenario es preciso repensar la estrategia de cada país. Y diversificar eficientemente las distintas matrices es un objetivo que no podrá lograrse sin grandes inversiones en materia de infraestructura”, aseguró.

A su entender, el caso paraguayo es particularmente preocupante. “Necesitamos, cuanto antes, una política energética claramente definida que esté a tono con lineamientos precisos a nivel industrial y ambiental”, señaló.

En Paraguay, las pérdidas totales (técnicas y no técnicas) en el consumo interno equivalen a 2.709 gigawatts por hora (GWh). En otras palabras, se trata de un volumen energético que supera a la demanda eléctrica del segmento industrial, la cual ronda los 1.463 GWh.

El país con mayores pérdidas cuantitativas es Venezuela (24.028 GWh), aunque esa cifra implica una menor proporción en el consumo. La red eléctrica argentina, en tanto, pierde unos 15.026 GWh.

Los comentarios están cerrados.